Mensaje de error

Notice: Undefined index: quantity en omega_views_mini_pager() (línea 214 de /wwwdata2/home/webcomsocd/www/sites/all/themes/omega/omega/includes/omega.theme.inc).

Restauración de murales de Orozco en la última etapa

Versión para impresiónEnviar por emailPDF version
La aplicación de color a los murales lleva un 30 por ciento de avance

La restauración de los murales de José Clemente Orozco en el Paraninfo Enrique Díaz de León de la Universidad de Guadalajara, entró en su etapa final.
 
La integración de color a las partes afectadas del fresco lleva un 30 por ciento de avance. 
 
Alberto González Vieyra, Coordinador de la Restauración de estos murales por parte del Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (CENCROPAM) del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), detalló que esta última etapa, llamada integración cromática, consiste en cubrir con color la inyección de material y resanes de las grietas y fisuras. 
 
"Esta es la parte estética, son los acabados de la intervención, esta etapa es la más notoria porque incluye la aplicación de color sobre los resanes e implica mucho conocimiento del color. Lo que pretendemos finalmente es perder todas estas grietas y fisuras lo más que se pueda a la vista”, explicó Vieyra. 
 
El Licenciado en Comunicación Gráfica con 25 años de experiencia en el área de restauración y pintura mural, señaló que la técnica que se utiliza sobre los murales es la acuarela, ya que es un material totalmente reversible y que se aplica por transparencias, “es fácil de manejar, y de eliminar, cualquier error lo puedes borrar e iniciar de nuevo”. 
 
Sobre los murales de Orozco se utiliza el sistema rigatino, que consiste en “pintar pequeñas líneas delgadas que van rellenando el espacio y que son visibles a un metro de distancia, te das cuenta que hay una reintegración o una intervención, pero a lo lejos se pierde”, comentó el Coordinador de la intervención. 
 
Este sistema, explicó, se utiliza como parte de los criterios internacionales de restauración. 
“Estamos respetando la obra al máximo y solamente estamos haciendo una intervención en las zonas donde se necesite”, agregó.
 
Los trabajos de rehabilitación de las obras son intervenidos por diez personas: dos restauradores y ocho técnicos, de los cuales, seis de ellos provenientes de la Ciudad de México y cuatro de Guadalajara, todos acreditados por la CENCROPAM y el INBA, mismos que iniciaron trabajos el 10 de enero de 2017.
 
 
A T E N T A M E N T E
"Piensa y Trabaja"
Guadalajara, Jal., 12 de abril de 2017

 
Texto: Grecia Sahagún
Fotografía: Diana de la Mora